GUMERSINDO SAYAGO Y LA REFORMA UNIVERSITARIA

Como argentinos, y más aún como santiagueños, tenemos la obligación de reconocer a aquellos que lucharon por un futuro mejor para los estudiantes universitarios. Entre estas personas que dejaron su huella en la Historia Argentina se encuentra Gumersindo Sayago.

Manuel Gumersindo Sayago nació en Santiago del Estero un 10 de diciembre de 1893. A los 18 años se trasladó a Buenos Aires para estudiar Medicina pero interrumpió sus estudios y su vida en la Capital a causa de la tuberculosis; por lo que se trasladó a las sierras de Córdoba.

Una vez recuperado de su enfermedad, Sayago ingresó a la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Córdoba; lugar en el que cambiaría su vida y la de todos los estudiantes del país

Entre los hechos más importantes ocurridos en la ciudad de Córdoba durante la Reforma Universitaria de 1918, el estudiante de Medicina Gumersindo Sayago fue uno de los promotores del movimiento que dio origen a la Reforma, a tal punto que fue delegado por la Federación Universitaria de Córdoba en el Primer Congreso Nacional de Estudiantes Universitarios.

Por aquel entonces, los reformistas criticaban el antiguo funcionamiento de la universidad bajo los regímenes eclesiásticos y de la política elitista de la época.

Fue entonces que, un 15 de junio de 1918, la Asamblea Universitaria integrada por la totalidad de los docentes de la Universidad Nacional de Córdoba, iba a designar a un nuevo rector: por un lado estaba Enrique Martínez Paz, apoyado por los estudiantes, y por otro lado, Antonio Nores, miembro de la asociación ultraconservadora conocida como Corda Frates.

Tras tres votaciones resultó ganador Nores y se desató la rebelión de los estudiantes. Los reformistas ingresaron a la sala de reuniones denunciando que los votos habían sido manipulados por los jesuitas, quienes constituían el poder de hecho en la universidad.

Por primera vez en nuestro país un movimiento estudiantil se rebeló contra la estructura tradicionalista de la universidad. La Reforma exigió un cambio en la forma de gestión a través de la introducción de la Democracia en la universidad, la puesta en práctica de principios como la autonomía y la autarquía, la participación de los estudiantes en el gobierno universitario, la designación de las cátedras por concursos, la libertad académica, la cátedra libre, la extensión universitaria y, por sobre todas las cosas, el compromiso de la universidad con la comunidad en la que está inserta y convive.

En el contexto actual, las aspiraciones de los jóvenes estudiantes, como lo fue alguna vez Gumersindo Sayago, podrían ayudarnos a alcanzar una sociedad más justa e igualitaria. Una sociedad como la que soñaron los reformistas en su lucha contra los mecanismos de dominación que solo aseguraban la concentración del conocimiento.

Como parte de esta historia de lucha, el santiagueño Gumersindo Sayago tuvo un rol protagónico como estudiante en los años de la Reforma Universitaria, pero también es conocido hoy por su trayectoria como un excelente médico dedicado intensamente al estudio y la cura de la tuberculosis.

Desde su labor médica siempre estuvo vinculado a las temáticas sociales. Las preocupaciones por tratar su enfermedad y los obstáculos que le tocaba superar desde su profesión, ocasionaron que llevara adelante una vida muye activa y abocado permanentemente a solucionar problemas de toda índole. Sayago, fue un médico que defendió la libertad, el arte, la tierra, el trabajo a través del cuidado de la salud.

Tanto en Santiago del Estero como en las provincias vecinas de Córdoba y Santa Fe, existen hospitales, centros de salud e instituciones educativas que llevan su nombre. Es tal la fama del Dr. Sayago que en la Universidad de La Plata hay una cátedra libre que lleva su nombre.

Gumersindo Sayago falleció en el año 1959 siendo un referente tanto para la Medicina como para los movimientos estudiantiles; cuya vida y obra nos ayuda a repensar el presente en torno a los principios fundacionales de una universidad pública, gratuita e inclusiva.

Las Universidades Públicas en Argentina como hoy las conocemos, le deben a este médico y líder estudiantil un reconocimiento permanente a la lucha por los derechos que trazaron un camino a seguir a partir de 1918 en el acervo del pensamiento reformista.

El aporte de Gumersindo Sayago, fue relatado en un programa especial del Banco Argentino de Contenidos Radiales Digitales de la Asociación de Radiodifusoras Universitarias Nacionales (ARUNA), transmitido por Radio Universidad: https://bit.ly/2t9AiOk

fuente: UNSE

Print Friendly, PDF & Email
Compartir

Publicaciones Relacionadas