El estudio de mercado es la primera parte de la investigación formal de un proyecto de inversión. Para ello se utilizan diferentes métodos como los subjetivos y los objetivos. A diferencia de los métodos subjetivos, los cuales se basan en la opinión de expertos, como por ejemplo la Técnica Delphi; métodos objetivos o también llamados modelos causales, intentan proyectar el mercado sobre la base de antecedentes cuantitativos históticos. Para ello supone que los factores condicionantes del comportamiento histórico de alguna de las variables permanece constante. Los modelos de uso mas frecuente son el modelos de regresión, el econométrico, el de encuestas intencionales, entre otros. En la teoría económica se afirma de que la demanda de un bien o servicio depende de muchas causas o factores que explican su comportamiento a través del tiempo. Las causas explicatitvas se definen como variables independientes y la cantidad demandada que es la que se desea proyectar, como la variable dependiente. Como consecuencia la variable dependiente se explica por el comportamiento de la variable independiente. El análisis de regresión permite elaborar un modelo de pronóstico basado en estas variables, el cual puede tener desde una a n variables independientes. En otras palabras el estudio de mercado busca determinar la oferta, la demanda del bien o servicio producir, el precio de venta, las características del mismo y la estrategia comercial a seguir.